sábado, 8 de noviembre de 2014

EL EMPERADOR JOSHUA A.NORTON I

Joshua Abraham Norton nació en la vieja Europa, exactamente en Inglaterra y aunque los historiadores no se ponen de acuerdo donde y cuando nació, en la placa de su tumba aparece que fue enterrado con la edad de 65 años por lo que algunas fuentes aseguran que Joshua A.Norton pudo haber nacido en el año 1814 mientras que otras defienden que nació en Londres un 4 de febrero de 1819.
Sus primeros años de vida los pasó junto a sus padres en Sudáfrica donde amasaron una gran fortuna gracias a sus actividades comerciales. Norton recibió una gran herencia y en 1848 decidió probar suerte en América trasladándose hasta San Francisco, en donde amplió su fortuna, ganó respeto y se introdujo en sociedad pero su ambición le llevó a perder todo su dinero especulando con el precio del arroz. El plan de Norton era sencillo, acaparar todo el mercado del arroz comprando todos los cargamentos de este debido a que China había congelado sus importaciones por culpa de la gran hambruna que se desarrollaba en ese país. Por eso el empresario decidió comprar un cargamento de 100 toneladas de arroz proveniente de Perú para así monopolizar todo el comercio del alimento de la ciudad.
                           

                                                   

Tan grande fue su ambición que se negó a vender el cargamento, pues su precio no hacia más que aumentar (pasó de 4 a 36 centavos por libra), pensando que el filón no se iba a agotar nunca no fue capaz de responder cuando poco después más barcos de Perú traían sus bodegas llenas de arroz a la ciudad de San Francisco, lo cual ocasionó que el arroz se devaluara a 3 centavos la libra. Aunque Norton intentó rescindir el contrato de 100 toneladas de arroz por 12 centavos y medio por libra el antiguo dueño del cargamento se negó a devolverle su dinero y tras años de juicios Joshua A. Norton perdió toda su fortuna y patrimonio. Cansado y confundido abandonó la ciudad de San Francisco en 1958.
Pero Norton no tardó en regresar a la ciudad donde lo había conseguido todo y donde lo había perdido todo y asqueado por la legislación y la política que se desarrollaba en aquella ciudad decidió autoproclamarse Emperador de los Estados Unidos enviando una carta a los distintos periódicos de la ciudad.
"A petición, y por deseo, perentorio de una gran mayoría de los ciudadanos de estos Estados Unidos, yo, Joshua Norton, antes de Bahía de Algoa, del Cabo de Buena Esperanza, y ahora por los pasados 9 años y 10 meses de San Francisco, California, me declaro y proclamo emperador de estos Estados Unidos; y en virtud de la autoridad de tal modo investida en mí, por este medio dirijo y ordeno a los representantes de los diferentes Estados de la Unión a constituirse en asamblea en la Sala de Conciertos de esta ciudad, el primer día de febrero próximo, donde se realizarán tales alteraciones en las leyes existentes de la Unión como para mitigar los males bajo los cuales el país está trabajando, y de tal modo justificar la confianza que existe, tanto en el país como en el extranjero, en nuestra estabilidad e integridad."

                                                                               
 NORTON I, Emperador de los Estados Unidos

Más adelante también se proclamaría protector de México, porque en su opinión los dirigentes de ese país no eran capaces de hacer prosperar a su pueblo, cabe mencionar que durante el reinado de Maximiliano, Norton declinó este honor.



El Emperador Norton decidió ser rey y no fue un rey cualquiera, sus proclamas y críticas hacia los distintos problemas que acaecían la ciudad produjeron que poco a poco se fuese convirtiendo de un mendigo con claros síntomas de trastorno mental en un icono de la ciudad de San Francisco, sus cínicas opiniones enfocadas hacia empresas o autoridades de la ciudad hacía que los habitantes de esta fuesen encariñándose poco a poco de este peculiar personaje hasta convertirlo en una atracción turística de la ciudad atrayendo a habitantes de las regiones vecinas simplemente para contemplar al Emperador.
Como ya hemos dicho no era un rey corriente y su corte no podía ser menos. El Emperador vivía en un bloque, un triste edificio de gris de habitaciones de alquiler y aunque su forma de vida era tranquila y austera siempre podía comer en los mejores restaurantes de la ciudad a cuenta de la casa y era invitado a las representaciones teatrales sin tener que abonar entrada alguna, también cuentan que cuando entraba en la ópera, los asistentes se levantaban guardando silencio hasta que el Emperador llegaba a sus aposentos. Se le podía ver dando paseos por las calles con sus dos perros mestizos llamados Lázaro y Bummer parándose a hablar con sus súbditos, correspondiendo sus actos de cortesía y preguntándoles acerca de sus problemas y necesidades. Hizo billetes de su propia denominación, y la municipalidad los validaba y los cambiaba por dólares reales al mismo monto, llegando a canjear con ellos distintos productos con los comerciantes de la ciudad. Al mismo tiempo implantó un sistema de impuestos semanales a los comerciantes por valor de 25 a 50 centavos y tres dólares a los bancos los cuales la mayoría abonaba religiosamente.

                              


Entre sus proclamas encontramos algunas como:

-12 de octubre de 1859. Disolución del Congreso de los Estados Unidos y prohibición de reunirse en Washington D.C. porque «el fraude y la corrupción impiden una expresión justa y adecuada de la voz pública; está continuamente produciéndose una violación de las leyes causada por algaradas, partidos, facciones y una influencia indebida de las sectas políticas, y el ciudadano no tiene la protección de la persona y la propiedad a la que tiene derecho».

-16 de julio de 1860: Disolución de los Estados Unidos de América.

-En 1862 preocupado por la Guerra de Secesión ordenó un bloqueo y exigió a las iglesias católica y protestante que le invistieran como emperador en público para «poder restaurar el orden más eficientemente de ese caos en el que el país se ha sumergido por el conflicto violento y las fieras disensiones de sus pueblos rebeldes».

-12 de agosto de 1869. Disolución de los partidos Demócrata y Republicano «por las luchas partidistas presentes en nuestro reino». También se cuenta que ordenó el establecimiento de una Liga de Naciones o la construcción de un puente que cruzara la bahía de San Francisco.

Entre las anécdotas mas curiosas referentes a la figura del Emperador Norton debemos hablar de la vez que detuvo una turba de ciudadanos que se dirigían hacía las viviendas de los trabajadores chinos dispuestos a apalearlos. El Emperador se puso en frente de la masa indignada se puso a cantar y dio un discurso sobre la reconciliación y la necesidad de amar al prójimo. O la vez que fue detenido por un agente de policía novato para obligarle a ingresar en un instituto psiquiátrico, la reacción del pueblo al ver a su icono más preciado entre rejas causó un estallido de rabia y el estallido de disturbios en la ciudad a lo que el jefe de policía no tuvo más remedio que soltar al Emperador y pidiendo disculpas dijo:
"no ha derramado una gota de sangre; no ha robado a nadie y no ha saqueado ningún país, que es más de lo que puede decirse de sus colegas".

El Emperador Norton, tras 21 años de reinado murió de un ataque de apoplejía desplomándose en la esquina entre California Street y Grant Avenue. Iba de camino a dar una conferencia. A su funeral asistieron mas de 30.000 personas, un cortejo que se extendía por mas de tres kilómetros. Al día siguiente se produjo un eclipse total de Sol.

                                         

0 comentarios:

Publicar un comentario