martes, 30 de diciembre de 2014

Las "bolas de fuego" que brotan del río Mekong



Conocidas como las bolas de fuego de Naga o las luces del rio Mekong, es un extraño fenómeno que se produce a lo largo del rio Mekong, en el que varias bolas de fuego con un intenso brillo, emergen de las profundidades del agua, elevándose hacia el cielo hasta desaparecer. Produciéndose sobre todo a fínales de octubre.

 Rio Mekong
Este misterioso fenómeno de Naga ha sido visto en las provincias de Nong Khai e Isan (Tailandia) y en algunas zonas de Laos, cerca de la capital, pero siempre cerca del cauce del rio Mekong. Es el octavo rio más grande del mundo con 4.880 km, en su trayecto recorre seis países, en los siguientes tramos:

*2.139 km en China (como Lancang Jiāng).

*31 km en un tramo fronterizo entre China y Birmania.

*777,4 km en Laos.

*234 km en un tramo fronterizo entre Laos y Myanmar.

*976,3 km un el tramo fronterizo entre Laos y Tailandia.

*501,7 km en Camboya.

*229,8 km en Vietnam, en el delta del Mekong.




Los habitantes locales afirman que se llevan observando las bolas de fuego o “bung fai paya nak” en el lugar desde hace siglos. Kasem Srikulwong, un tailandés de 78 años comentó a los periodistas “Yo nací aquí en Nong Khai y lo he visto todos los años. Son unas bolas de fuego de color rojizo que suben muy alto. Al principio lo llamábamos fuego fantasma, pero sabemos que Naga que es el dios más sagrado el río, es el que las lanza".El fenómeno aparece reflejado en los escritos sagrados en el tiempo budista de Wat Chedi Luang en Phon Phasai, y en informes de las fuerzas británicas en la década de los 60.





Las bolas de fuego de Naga que se elevan desde el rio Mekomg son unas bolas de color rojizo, que pueden variar en tamaño, des el tamaño de un huevo a el tamaño de un balón de baloncesto. Su número también varía desde varias docenas hasta miles en una misma noche. Las luces del Mekong se han observado en varias épocas del año, pero el momento más propicio a que se de este fenómeno, suele ser a afínales de octubre, coincidiendo con el Awk Wan Pansa, el final de la cuaresma budista. Este hecho implica para los lugareños, que las bolas de fuego estén estrechamente relacionadas con la mitología local, ya que para ellos las bolas de fuego las produce la serpiente gigante de Naga, que cuentan que todavía vive y gobierna en el rio Mekong, echaría esta bolas de fuego en señal de celebrar el fin de la cuaresma, después seguirá meditando el resto del año.






También están los que, ante la falta del menor indicio de respuesta, piensan que se trata de fenómeno creado por el hombre, como el profesor Jessada Denduangboripant, de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok. Un equipo del canal de televisión tailandés iTV transmitió un programa (Code Crackers) en el que se mostró cómo soldados laosianos, disparaban con pistolas de bengalas como si fueran éstas las bolas de fuego. La reacción en contra fue inmediata, y decenas de miles de personas, incluido el embajador laosiano en Bangkok, Hiem Phommachanh, demandaron al canal por la difamación al insinuar que el fenómeno sería una fabricación artificial. "¿De verdad piensan que los soldados laosianos han estado disparando las bolas de fuego del Naga cada año durante los pasados siglos?", se preguntó irónico el diplomático.


                              


La realidad es que este echo trae de cabeza a los científicos, tanto tailandeses, como laosianos o llegados de otros países e instituciones, no han encontrado una explicación cercanamente plausible de las misteriosas bolas de fuego, que estudian año tras año para tratar de encontrar alguna respuesta y causa. En 2003 un equipo de científicos del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Tailandia lanzó la hipótesis de que estos fuegos fatuos fueran producto de la ignición de gases de metano y nitrógeno originados por bacterias en el fondo del río. Gases que se inflamarían al entrar en contacto con el oxígeno, en circunstancias muy concretas de temperatura y humedad. Otros estudios también han incluido la posibilidad de que se trate de gases como el fosfano y difosfano, gases incoloros que explotan a temperatura ambiente.

Hasta la fecha ninguna institución científica tiene una explicación del fenómeno.


                               

         


0 comentarios:

Publicar un comentario